fbpx

La Superintendencia de Sociedades dio claridad sobre la aplicación de las normas relacionadas con la prevención de lavado de activos, financiación del terrorismo y financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva (LA/FT/FPADM) para las empresas que ofrecen servicios de activos virtuales, como criptomonedas. La entidad respondió una consulta sobre si este tipo de compañías deben acogerse al régimen de autocontrol y gestión de riesgos LA/FT/FPADM establecido en el Capítulo X de la Circular Básica Jurídica.

De acuerdo con el numeral 4.2.6 de dicha circular, las empresas que realicen operaciones con activos virtuales iguales o superiores a 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes (SMLMV), y que a 31 de diciembre del año anterior hayan obtenido ingresos totales iguales o mayores a 3.000 SMLMV o tenido activos iguales o superiores a 5.000 SMLMV, deberán implementar el Sistema de Autogestión del Riesgo Integral de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SAGRILAFT).

Algunas de las actividades con activos virtuales que obligan a cumplir con el SAGRILAFT son el intercambio entre criptomonedas y monedas fiduciarias, la transferencia de criptomonedas, la custodia o administración de estos activos, y la provisión de servicios financieros relacionados con la oferta o venta de activos virtuales.

La SuperSociedades advirtió que estas empresas, además de implementar el SAGRILAFT, deberán aplicar la debida diligencia intensificada para conocer a su contraparte y a los activos virtuales involucrados, según lo establece el numeral 5.3.2 del Capítulo X.

SuperSociedades, concepto 220-021530 de 2023

WhatsApp chat