fbpx

El Ministerio del Trabajo emitió un concepto jurídico en respuesta a una consulta sobre los cambios en las condiciones laborales y las metas comerciales implementados por una entidad bancaria tras una fusión.

Consideraciones del Ministerio del Trabajo

El Ministerio explicó que los conceptos emitidos tienen un carácter meramente orientador y no son de obligatorio cumplimiento, aclarando que no está facultada para dirimir controversias ni declarar derechos individuales.

La entidad señaló que el empleador cuenta con la facultad denominada «Ius Variandi» para modificar las condiciones laborales en cuanto al modo, lugar, tiempo o cantidad de trabajo, siempre que obedezca a conveniencias razonables y justas derivadas de las necesidades de la empresa. Sin embargo, advirtió que esta facultad no es absoluta y debe preservar la dignidad, los derechos mínimos y la seguridad del trabajador.

El Ministerio citó jurisprudencia de la Corte Constitucional y la Corte Suprema de Justicia, indicando que el «Ius Variandi» no puede ser utilizado de manera caprichosa o arbitraria, sino que debe responder a razones objetivas, humanas o técnicas de organización o producción. Asimismo, enfatizó que el empleador no está facultado para modificar los elementos esenciales del contrato de trabajo, como el tipo de contrato, el salario, la jornada de trabajo y las funciones, ya que los derechos laborales son irrenunciables.

La cartera ministerial concluyó que, al ser el contrato de trabajo un acto jurídico consensual, las modificaciones deben contar con el consentimiento del trabajador y no deben desmejorarlo, destacando la importancia de la consensualidad y el respeto a los mínimos establecidos en la legislación laboral.

WhatsApp chat