fbpx

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia emitió una sentencia relevante respecto al cálculo de semanas cotizadas para la pensión. Mientras que para la facturación y el pago de aportes para pensión se utiliza un periodo de 30 días, la Corte estableció que al calcular las semanas cotizadas se deben contabilizar en días calendario.

La sentencia aclara que la cotización se calcula en relación con el salario mensual o ingreso percibido en el mismo periodo, pero el periodo mensual se contabiliza en 28, 30 o 31 días, según corresponda al mes en cuestión. Este periodo se transforma en semanas cotizadas mediante la división por siete, considerando el año como 365 o 366 días según sea el caso.

Esta reinterpretación, que se basa en el parágrafo 2 del artículo 33 de la Ley 100 de 1993, tiene implicaciones significativas al garantizar que en el cálculo de semanas cotizadas se tengan en cuenta todos los días laborados y cotizados, sin depender de la convención de un mes como 30 días.

La Corte aplicó este nuevo criterio a un caso específico de pensión de sobrevivientes, donde un beneficiario inicialmente no alcanzaba las 50 semanas necesarias en los últimos tres años antes del fallecimiento. Con el cambio en el cálculo, sumando los días reales cotizados, se logró alcanzar las 50 semanas y se reconoció el derecho a la pensión de sobreviviente.

Este fallo marca un cambio relevante en la forma de contabilizar las semanas cotizadas para pensiones, impactando directamente en la elegibilidad y reconocimiento de prestaciones. La Corte condenó a Colpensiones a pagar la pensión de sobreviviente, retroactivo pensional desde la fecha de fallecimiento y la indexación correspondiente.

Consulte aquí el fallo:

WhatsApp chat