fbpx

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia tomó una decisión trascendental al casar una sentencia de segunda instancia que absolvía al demandado por los perjuicios derivados de la muerte de un trabajador en un accidente laboral. La absolución se basaba en argumentos relacionados con una supuesta mayor carga probatoria sobre la responsabilidad del empleador.

La Corte aclaró que, dada la naturaleza contractual del vínculo laboral, el referente para medir la diligencia del empleador es el establecido en el artículo 63 del Código Civil, clasificado como culpa leve. Esto implica que el empleador debe actuar con «diligencia, cuidado y responsabilidad» equiparables a los de un buen padre de familia.

En el contexto de actividades mineras, la Corte subrayó la necesidad de garantizar un entorno seguro en el lugar de trabajo. Se enfatizó que los desastres en la industria minera tienen consecuencias dramáticas y afectan no solo a los trabajadores y sus familias, sino también a la viabilidad económica del empleador y del país.

Tras analizar el material probatorio, la Corte concluyó que existían pruebas suficientes para establecer la culpa leve del empleador. Este fallo recalca la importancia de la diligencia empresarial y las medidas razonables para garantizar la seguridad de los trabajadores, especialmente en sectores de alto riesgo como la minería.

WhatsApp chat