fbpx

A este interrogante se enfrentó recientemente la DIAN, quien analizó la viabilidad de esta deducción en desarrollo de lo dispuesto en el artículo 238 de la Ley 1450 de 2011.

Consideraciones de la DIAN

El parágrafo 2° del artículo 238 de la Ley 1450 de 2011, modificado por el artículo 330 de la Ley 2294 de 2023, otorga a CISA la facultad de enajenar los inmuebles transferidos por entidades públicas, de acuerdo con sus políticas y procedimientos.

En caso de generarse una cartera como resultado de estas enajenaciones, la deducibilidad del castigo de cartera estará condicionada a cumplir con lo establecido en los artículos 145 y 146 del Estatuto Tributario, así como con su reglamentación. La normativa tributaria establece ciertos requisitos y condiciones para que los gastos sean considerados deducibles, y es necesario verificar que el castigo de cartera cumpla con tales exigencias para que pueda ser reconocido como una deducción válida en el impuesto sobre la renta.

De allí entonces que para la DIAN, el gasto originado por el castigo de cartera -en desarrollo de lo dispuesto en el artículo 238 de la Ley 1450 de 2011 (modificado por el artículo 330 de la Ley 2294 de 2023)- es deducible del impuesto sobre la renta en tanto satisfaga lo exigido por los artículos 145 y 146 del Estatuto Tributario y su reglamentación.

DIAN, concepto 84 (001120) de 2024

WhatsApp chat