fbpx

Un representante legal de una sociedad fue sancionado por la Superintendencia de Sociedades por no pagar oportunamente los dividendos aprobados por el máximo órgano social, en contravención del artículo 156 del Código de Comercio y los estatutos sociales. En este caso, a pesar de la aprobación unánime de la distribución de utilidades en 2017, no se realizó el pago correspondiente en el plazo estipulado.

Consideraciones de la SuperSociedades

A propósito de este caso, la Superintendencia de Sociedades:

  • Destacó el deber de los administradores de velar por el cumplimiento de disposiciones legales y estatutarias, asegurando que los dividendos se paguen en los términos establecidos;
  • Resaltó que la aprobación de la distribución de utilidades obliga al representante legal a realizar el pago dentro del año siguiente, según el artículo 156 del Código de Comercio;
  • Reiteró la importancia de documentar adecuadamente las decisiones tomadas en el máximo órgano social, evitando ambigüedades sobre el monto y plazos de los dividendos.

El incumplimiento de los deberes de los administradores puede resultar en sanciones, además de acciones legales por parte de los asociados afectados.

Conclusiones:

  1. La aprobación de distribuir utilidades crea obligaciones jurídicas para la sociedad y derechos para los asociados.
  2. Los administradores deben velar por el cumplimiento de disposiciones legales y estatutarias.
  3. La falta de pago oportuno de dividendos puede acarrear sanciones y acciones legales.

SuperSociedades, oficio 220-178947 de 2019

WhatsApp chat