fbpx

El Ministerio del Trabajo emitió recientemente un concepto abordando la posibilidad de realizar trabajo desde casa u optar por otras alternativas debido a la incapacidad de hacerlo de manera presencial.

Consideraciones del Ministerio del Trabajo

De acuerdo con lo dispuesto por la ley y lo establecido por la Corte Constitucional en cuanto a la libertad de empresa, el empleador tiene la facultad de organizar, sin interferencia del Estado, sus asuntos internos, incluida la forma en que sus empleados deben llevar a cabo sus labores, ya sea de manera presencial u otra modalidad, siempre dentro de los límites establecidos por la Constitución y la ley. En este sentido, el Ministerio hizo referencia al trabajo en casa y al teletrabajo como posibles alternativas.

En la actualidad, el trabajo en casa está regulado por la Ley 2080 de 2021, la cual establece que esta modalidad es una forma de prestación del servicio en situaciones ocasionales, excepcionales o especiales, sin que implique una variación de las condiciones laborales acordadas al inicio de la relación laboral. Se define como la habilitación para que el trabajador realice temporalmente sus funciones fuera del lugar habitual de trabajo, utilizando tecnologías de la información y comunicación (TIC). Esta medida no se limita a trabajos que puedan realizarse mediante TIC, sino que se extiende a cualquier labor que no requiera la presencia física del trabajador en las instalaciones de la empresa.

El trabajo en casa, al ser una medida transitoria, garantiza todos los derechos y condiciones laborales establecidos por el régimen laboral que lo rige. La duración de esta modalidad, en circunstancias normales, es de tres meses, prorrogables por otros tres meses, y puede extenderse mientras persistan las circunstancias que la originaron.

En cuanto al teletrabajo, definido por la Ley 1221 de 2008, es una forma de organización laboral en la que el trabajador realiza actividades remuneradas o presta servicios utilizando TIC para el contacto con la empresa, sin necesidad de estar físicamente presente en un lugar específico de trabajo. El teletrabajo puede adoptar varias formas, como autónomo, móvil o suplementario, y no está sujeto a disposiciones sobre jornada laboral, horas extraordinarias ni trabajo nocturno.

Es esencial que el empleador, al implementar el trabajo en casa o el teletrabajo, cuente con procedimientos que protejan el derecho a estas modalidades y brinden capacitación sobre el uso adecuado de las TIC. Además, el contrato de trabajo debe especificar claramente la forma de teletrabajo acordada.

Por tal razón, para el Ministerio del Trabajo tanto el trabajo en casa como el teletrabajo son alternativas que pueden implementarse como medidas transitorias en circunstancias ocasionales, excepcionales o especiales, permitiendo al trabajador realizar sus labores de manera remota, siempre con el respeto de sus derechos laborales y de seguridad social.

Ministerio del Trabajo, radicado 08SE20231203000000048580

WhatsApp chat