fbpx

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- se pronunció sobre el tratamiento tributario aplicable a una operación cambiaria de la cual el beneficiario está en Colombia.

Consideraciones de la DIAN

La entidad inició enfatizando que, según el Estatuto Tributario, la residencia -no la nacionalidad- es el criterio para determinar el tratamiento de las personas naturales en relación con el impuesto de renta.

Para las personas naturales residentes, ya sean nacionales o extranjeras, la norma establece la sujeción al impuesto sobre la renta en cuanto a sus rentas y ganancias ocasionales, tanto de fuente nacional como extranjera, y a su patrimonio dentro o fuera del país. La residencia se determina según el artículo 10 del Estatuto Tributario.

La DIAN recordó cómo se determina la renta líquida según el artículo 26 del Estatuto Tributario y reiteró las obligaciones de presentar declaración según los artículos 591, 592 y 594-3 del mismo estatuto. Concluyó que cada persona natural debe determinar su residencia fiscal, la fuente de ingresos, la gravabilidad de los ingresos y la obligación de presentar la declaración de renta de acuerdo con las disposiciones legales.

En relación con el Gravamen a los Movimientos Financieros -GMF-, la DIAN indicó que se causa en el momento de la disposición de los recursos de la transacción y que el Intermediario del Mercado Cambiario debe actuar como agente retenedor y responsable del recaudo y pago del GMF. Se deben observar las particularidades de cada operación para determinar la aplicabilidad de exenciones según el artículo 879 del Estatuto Tributario.

DIAN, oficio 432 [913888]

WhatsApp chat