fbpx

La Superintendencia de Sociedades se pronunció sobre algunos aspectos relevantes de la sucursal de una sociedad extranjera en Colombia, su manejo y la adopción del SAGRILAFT y Planes de Ética y Transparencia Empresarial.

En concreto fueron tres los interrogantes planteados a la entidad:

  1. Aunque una sucursal no tenga personalidad jurídica propia, ¿la casa matriz podría modificar la resolución de incorporación de la sucursal y ordenar la creación de un comité directivo local (conformado por los representantes legales y/o directivos de la sucursal?
  2. ¿Dicho comité directivo local podría tener a su cargo la toma de ciertas de decisiones delegadas por la casa matriz?
  3. En especial ¿Podría dicho comité directivo local aprobar los programas de cumplimiento de la sucursal a saber, PTEE y SAGRILAFT, y designar al Oficial de Cumplimiento?

Consideraciones de la SuperSociedades

En relación con la naturaleza jurídica y características de las sucursales de sociedades extranjeras en el contexto nacional, la SuperSociedades ha abordado extensamente el tema. Se destaca el oficio 220-114734 del 3 de septiembre de 2015, que remite al oficio 220-58253 del 9 de diciembre de 1996. El extracto del último mencionado es relevante: «(…) nuestro sistema tiende a conferir autonomía operativa a la sucursal y, con el fin de tener mecanismos de control jurídicos, contables y tributarios, ordena que estos establecimientos observen las disposiciones legales de las sociedades colombianas. Sin embargo, esto no les concede capacidad jurídica como si fueran sociedades. La sucursal no es un ente autónomo; es creada por la casa matriz, careciendo de personería jurídica independiente.»

En cuanto a los mandatarios generales de sucursales de sociedades extranjeras y el régimen de responsabilidades de los administradores de sociedades colombianas, el oficio 220-051810 del 3 de marzo de 2020 establece:

  • El mandatario o representante legal de la sucursal tiene la personería judicial y extrajudicial de la sociedad.
  • Solo puede comprometer a la sociedad dentro de las atribuciones otorgadas por la matriz, en línea con las actividades permanentes de la sucursal.
  • La responsabilidad por las obligaciones contraídas a través de la sucursal recae en la sociedad matriz.

En relación con la consulta planteada, para la Superintendencia:

  1. La casa matriz puede modificar la resolución de incorporación de la sucursal y crear un comité directivo local, ya que la sucursal está sujeta a las decisiones de la casa matriz.
  2. El comité local puede recibir facultades específicas de gestión de la sucursal, establecidas en la resolución de incorporación.
  3. La aprobación de programas de cumplimiento y la designación del Oficial de Cumplimiento corresponden a la junta directiva de la casa matriz o al máximo órgano social, y no pueden ser delegadas a un comité directivo local.

SuperSociedades, oficio 220-279392 de 2023

WhatsApp chat