fbpx

La Supersociedades reiteró que, conforme a la Resolución 200-000557 de 2018, las sociedades sujetas a la implementación de un Programa de Transparencia y Ética Empresarial -PTEE- son aquellas que hayan llevado a cabo negocios con personas naturales o jurídicas extranjeras, ya sea de derecho público o privado.

Esta obligación aplica en dos condiciones:

  1. Cuando las transacciones internacionales se realicen a través de intermediarios y;
  2. Cuando dichos negocios estén vinculados a sectores económicos específicos.

La entidad regulatoria destacó que si una sociedad mantiene habitualmente relaciones comerciales con personas extranjeras, ya sea naturales o jurídicas, a través de una sucursal establecida en otro país por la misma sociedad, dichos negocios se consideran realizados directamente por la sociedad matriz. En este contexto, la sucursal opera como un establecimiento de comercio sin personería jurídica independiente, siendo administrada por mandatarios con facultades de representación de la sociedad principal.

SuperSociedades, oficio 220-138122

WhatsApp chat